Pomada de la campana para acné

Se ha detectado un bloqueador de anuncios

Nuestro sitio web es posible gracias a la exhibición de anuncios en línea a nuestros visitantes. Por favor, considere apoyarnos desactivando su bloqueador de anuncios.

El acné es un problema común que aqueja a muchos de los adolescentes y que por su localización provocan problemas de tipo emocional, angustia e inseguridad entre esta población afectada, e incluso pueden sentirse enojados por presentar los barros y espinillas que salen en su cara. Se conocen muchos medicamentos actualmente para tratar el acné, pero la mayoría son costosos y se requiere un tratamiento prolongado para observar su efectividad.

La pomada de la campana es una crema multiuso, que desde hace mucho tiempo venían usando nuestras abuelas para lograr un cutis terso. Además de mantener un aspecto juvenil también es posible usarla para tratar las lesiones que provoca el acné.

Pomada de la campana y su uso para combatir para acné

El acné es uno de los problemas que más aquejan nuestros jóvenes, y que causan preocupación y angustia en todas las edades, sobre todo porque afectan la cara, que es una zona muy visible y difícil de ocultar. Muchas han sido las cremas que se han creado para combatir el acné, pero con la pomada de la campana encontrarás una crema formidable, y su buen uso siguiendo las instrucciones dadas traerá resultados favorables.

El acné produce diferentes lesiones, algunas como las pústulas y las cicatrices afean el rostro y traen consecuencias emocionales en quien las padece. Al usar la pomada de la campana puedes mejorar el acné que te afecta.

La pomada de la campana no solo sirve para tratar el acné, esos feos granos o espinillas que aparecen y afean tu rostro, sino que también es usado para desaparecer las cicatrices que quedan. Además, es ampliamente recomendada para acabar con brotes de acné y para las marcas que este produce, de manera segura y sin causar maltratos en tu piel.

Beneficios de pomada de la campana en el acné

La pomada de la campana sirve para tratar el acné. Te ayuda a desaparecer las lesiones que produce el acné en su cara y las cicatrices o marcas que deja el acné.

En los brotes de acné puedes usar con confianza la pomada de la campana.

Uno de los beneficios de la pomada de la campana para el acné es su capacidad de humectar, de hidratar la piel, una piel hidratada se regenera más fácilmente y se facilita la expulsión del pus.

La pomada de la campana usada con frecuencia, aplicado una capa delgada en la zona afectada, durante 10 minutos diariamente, hace desaparecer por completo las marcas del acné.

Si existe infección será necesario asociar el uso de antibióticos tópicos o por vía oral.

La pomada de la campana tiene gran aceptación para tratar los casos de acné.

Algunas mascarillas con pomada de la campana para el acné

La pomada de la campana puede ser usada sola para tratar el acné, pero puede usarse en combinación con otros ingredientes para lograr un mejor efecto, así lograras desaparecer esos granos y las imperfecciones que produce el acné.

Ingredientes

  • Avena molida, una cucharada.
  • Pomada de la campana 1 cucharada.
  • Bicarbonato de sodio, un poco.

Para preparar la mascarilla se colocan los tres ingredientes en un bol o envase estéril, limpio, y se mezclan hasta obtener una pasta uniforme, una vez esté lista la preparación se aplica sobre la piel del rostro y donde tengas lesiones de acné; pero has de tener en cuenta que antes de aplicar la mascarilla debes tener tu cara limpia, lavarla previamente con agua y el jabón de tu preferencia. Se deja actuar la mascarilla durante 10 minutos aproximadamente y luego la retiras usando para tal fin agua tibia.

Combinación de pomaba y bicarbonato

Otra mascarilla que te servirá para desaparecer el acné es la combinación de pomada de la campana con el bicarbonato, para su preparación debes mezclar los siguientes ingredientes:

  • Pomada de la campana 1 cucharada.
  •  Bicarbonato 1 cucharadita.

Aplicar en tu cara en forma uniforme, con leves masajes, dejarla actuar por 10 minutos y posteriormente enjuagar con agua tibia.

Esta mascarilla sirve para curar los casos leves y moderados de acné, porque cumple una función de exfoliar, y aclarar las manchas de las cicatrices provocadas por el acné.

El acné es un problema que padecen la mayoría de las personas, sobre todo los adolescentes, pero no es exclusivo de ellos, puede aparecer en todas las edades, y en cuanto al sexo predomina en las mujeres; pero no solo es preocupante por el aspecto cosmético sino por los efectos a nivel psicológico y social que produce, entre ellos la baja autoestima y el aislamiento social, por eso controlar el acné es imprescindible y eliminar las marcas que deja una vez que desaparece a través de productos cosméticos en ocasiones  es muy costoso, por ello la pomada de la campana es considerada una excelente alternativa para el tratamiento del acné, porque es efectiva y relativamente económica en comparación con otros productos.

¿Cuando usarla?

Para obtener mejores beneficios es recomendable usarla durante las noches, todos los días, pero previamente debes lavar tu cara antes de aplicar la pomada.

Cuando la piel está seca, los poros se tapan fácilmente y el acumulo de secreciones que ocurren con el acné es más difícil de expulsar, por eso al usar la pomada de la campana y lograr un efecto hidratante de la piel se evita que el poro se obstruya y las secreciones pueden eliminarse más fácilmente, este efecto hidratante de la pomada de la campana es beneficioso para mejorar el acné. Una piel bien hidratada se regenera más rápidamente y facilita la expulsión del pus de los granos del acné.

La pomada de la campana tiene las propiedades de hidratar y reparar la piel, los cuales son considerados benéficos para el tratamiento del acné.

La limpieza de la cara previa al uso o aplicación de la pomada de la campana es importante porque desinfecta el poro y previene la formación de pus, así se detiene el crecimiento de esos granos de acné.

Usando diariamente pomada de la campana, y podrás lucir un rostro libre de imperfecciones.